¡Ay!, las mujeres

Poema escrito especialmente para el repertorio de mi querida amiga y excelente actriz:
Maria Dolores Gispert

¡Ay! las mujeres…

Las mujeres somos débiles

y a menudo nos engañan;

nos dicen dos chicoleos

que nos nublen la mirada

y caemos en los brazos

del primer charran que pasa.

¡Ay! las mujeres…

Las mujeres, somos mujeres y basta.

Me enamoré de una copla

que cantaba una paisana:

“amor, decía la copla,

amor, métete en mi alma”,

y se cruzó en mi camino

mientras la copla cantaba

el hombre que de un suspiro,

le puso vuelo a mis ansias.

Se paseó por mi vida

como Pedro por su casa;

yo veía con sus ojos

y con su boca yo hablaba.

Yo reía con su risa

y con su llanto lloraba,

que más que amor fue delirio

lo que sentía mi alma.

Pero un día se cansó

de esa pobre enamorada,

dejando muerto el amor

de aquella copla en mi alma;

copla que siempre cantaba

aquella amiga paisana.

Ya he olvidado la letra

y no quiero recordarla,

que mi ilusión de mujer

en ella quedó enterrada,

junto al amor de aquel hombre

que se llevó mi esperanza.

¡Ay! las mujeres…

¡Las mujeres, somos mujeres y basta!

Francisco Barbachano

Published in: on 28 agosto, 2008 at 8:42 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://barbachano.wordpress.com/2008/08/28/%c2%a1ay-las-mujeres/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: