Articulo de Iván Tubau, recordando mi retirada del teatro.

juli-cesar-juan-velilla-manuel-del-campo-ivan-tubau-y-domingo-ferrer

 

 

De izquierda a derecha, de cara y en el centro: Joan Velilla, Manuel del Campo (Francisco Barbachano) e Iván Tubau.

MI ÚLTIMO RECITAL EN BARCELONA ANTES DE CONTRAER LA LEUCEMIA. LA ENFERMEDAD SOLO ME PERMITIÓ REALIZAR SIETE RECITALES; IMPIDIÉNDOME PODERME DESPEDIR DE GRANADA Y SALAMANCA.

Articulo original del doctor en Filología francesa, actor y periodista, Iván Tubau, publicado el 23 de Mayo de 2012 en el periódico “El Mundo”, con motivo de mi despedida del teatro, como actor y rapsoda.
Mi sincera gratitud a tan ilustre amigo.

BULEVAR IVAN TUBAU

El último rapsoda catalán fue Juli Cèsar

CUANDO LE CONOCÍ, junio de 1957, se llamaba Manuel del Campo, si bien su nombre legal era (y sigue siendo) Francisco Barbachano. Los dos interveníamos en el grandioso montaje –con actores de relumbrón y caballos en escena– que había logrado armar Esteban Polls para reinaugurar el Teatre Grec de Montjuïc en la larguísima posguerra, franquista aún.
Manuel interpretaba el papel del Endeví. Solo una frase, al inicio: “Cèsar, dels idus de març no te’n refiis.” “Què has dit? –preguntaba Cèsar–. Repeteix m’ho.” Era la clave de la obra (George Clooney utiliza su núcleo como título de la última película que ha dirigido). Manuel del Campo repetía la frase.
Yo interpretaba a Artemidor de Cnidos y salía en el segundo acto. Hablaba más que el Endeví: como figuraba ser “professor de Retòrica” lo leía casi todo en un pergamino, lo cual me ahorraba esfuerzos de memorización. Manuel pronto tendría ocasión de darme sopas con honda interpretando nada menos que a Juli Cèsar… y de memoria.
A mediados de junio ya no venía casi nadie al Grec. Polls se había lanzado al vacío sin red, no había dinero para la nómina, los actores importantes iban yéndose y siendo sustituidos por los comparsas que hasta entonces estuvieron en el foso de la orquesta haciendo de “pueblo romano”, es decir gritando cuando tocaba hacerlo: todos ellos eran estudiantes del Instituto del Teatro o actores de las salas de aficionados que entonces pululaban: pasaron de gritar “Sí, Cèsar” a interpretar a Pòrcia, Calpurnia, Brutus o Marc Antoni. Pero, ¿quien podía hacer de Cèsar cuando se fue? Barbachano, el actor que tenía una frase como Endeví, se sabía el papel de Cèsar. Sagarra dictaminó: “Que lo haga:”. Lo hizo hasta el final, mediados de agosto. Cada lunes Polls nos reunía y lloraba: “Aún no he conseguido dinero. ¿Seguís?” Seguíamos. Aún no éramos verdaderos profesionales. Barbachano era rapsoda, de los que recitaban poemas por pueblos y barrios como los rapsodas de la antigua Grecia, como Tespis el del carro heleno, como Homero. De golpe se había convertido en actor shekspiriano, encima en catalán y nada menos que interpretando en Juli Cèsar, el “rôle titre” (digámoslo en francés).
Terminada la aventura loca de aquel verano mágico, Manuel del Campo volvió a los caminos como rapsoda, recitando al andaluz Rafael de León pero también al cubano José Ángel Buesa. Los grandes poetas, de Neruda a Gimferrer pongamos por caso y con pocas excepciones, leen muy mal sus versos. Los rapsodas los declaman: en el Instituto la sección de interpretación (había también Escenografía y Danza) se llamaba Declamación. Manuel del Campo, o sea Francisco Barbachano, declama versos ajenos o propios, pues al igual que los rapsodas de la Grecia clásica también escribe poesía y la convierte al declamarla en lo que podríamos llamar –y a mucha honra– pornografía sentimental: entusiasma al público.
El otro día, con un acto muy emotivo en el Pati Llimona barcelonés, el rapsoda (que tiene 75 años) dio por cerrada su carrera como tal. Un público de fieles entregados se emocionó hasta lo indecible. Pero estoy convencido de que volverá: si ha matado a Manuel del Campo, que resucite a Julio César. Así, en español, para que suene charnego. Alguien dijo un día: Cataluña será charnega o no será.

Published in: on 6 enero, 2014 at 1:33 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://barbachano.wordpress.com/2014/01/06/articulo-de-ivan-tubau-recordando-mi-retirada-del-teatro/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: