Los Goya, 2014

premiogoya

                  LOS GOYA 2014

 

Quede claro que esta crónica no desea en modo alguno, ni desprestigiar, ni ofender anadie; pero siempre he dicho y escrito mi parecer sin cortapisas y eso es lo que me propongo hacer.

Un año más los premios Goya, el gran festival del cine español, tuvo anoche su protagonismo: cada vez, con  menos relevancia. Cuando se dio a conocer que el maestro de ceremonias sería Manel Fuentes, personalmente creí que no era la persona adecuada. Ello quedó demostrado en la falta de guión y sobretodo de imaginación.

Ha llegado un momento en que los premios Goya, interesan más por las alusiones políticas que por el cine en si. El primero en hacerlo fue Javier Bardem, con solo tomar el micrófono. Seguramente pensó que la ocasión la pintaban calva.

Sinceramente creo que politizar el cine es un grave error. No quiero decir con ello que no se puedan reivindicar hechos sangrantes, pero, con medidas y buenas formas.

Chapeau, por las intervenciones señoriales de David Trueba, y mi sincera felicitación por su éxito profesional; así como a todos los premiados.

Escucho decir, en Onda Cero, a Carlos Herrera que él no tiene claro  que el ministro de cultura, José Ignacio Wert, tuviese la obligación  de asistir a la gala y añade:- si sabe que se van a meter con él, que vaya otro. Me ha extrañado que una persona ponderada como Herrera haya hecho esta afirmación. Pues claro que tiene que asistir el ministro; sobretodo porque es el del ramo  y, además, para eso le pagamos entre todos.

Si me parecen falta de sutileza determinadas alusiones que, ya se han convertido en un clásico de los Goya, me resulta insultante la ausencia del incito y arrogante ministro que, aquello que toca, “lo jode”.

Creo que en el futuro, es necesario que cambie el estilo en torno a la puesta en escena de los premios Goya. El cine español, nuestro cine, precisa de mejores formas  a la hora de reivindicar incluso lo que clama al cielo. Ah! Y también está falto de originalidad a la hora de las gratitudes. Desde que el mundo es mundo, todos tenemos padre y madre; pero la Academia del Cine Español, no es ninguna agrupación familiar. Los parlamentos, se hacen largos,  pesados y nada originales, salvo, claro está, que de vez en cuando aparezca algún David Trueva.

Published in: on 10 febrero, 2014 at 10:49 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://barbachano.wordpress.com/2014/02/10/los-goya-2014/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: